El “Manosanta” Runner (Parte 1)

El “Manosanta” Runner (Parte 1)

Entrevista a Jorge Luis Cáceres, el “Manosanta” Runner.

En la 16° edición del Maratón Internacional de la Bandera 42k Rosario nos encontramos con Jorge Luis Cáceres más conocido como El “Manosanta” Runner. Allí aprovechamos para entrevistarlo para que nos cuente por qué decidió salirse del libreto de los runners y participar en las maratones vestido de “El Manosanta”, personaje encarnado por el gran humorista rosarino Alberto Olmedo.

En la Parte 2 de la entrevista nos adentramos más sobre la persona detrás del personaje, y Jorge nos cuenta sobre su emocionante historia de vida y de su gracioso comienzo en el running.

 

– Cuando vamos a las carreras, desde lejos se te puede divisar porque te destacás del resto de los corredores ya que estás vestido con la típica bata roja con una vincha que sostiene una peluca de pelo largo, como lo hacía Alberto Olmedo con su personaje El “Manosanta”. Por qué elegiste resignificar a esta figura de la actuación en las carreras de running?

 

Soy el “Manosanta”, o mejor dicho… hago todas las maratones a donde voy (y sobre todo en las de Rosario) vestido de “El Manosanta”  porque acá el verdadero personaje, el verdadero humorista, el mejor humorista que hubo fue Alberto Olmedo y para mí fue un grande, fue lo más grande que hubo en cuanto a humor. Vengo acá, animo a la gente, le doy energía a los runners para que corran. Y como siempre digo lo importante es llegar, disfrutar del día y además siempre les digo que lo mejor está por venir.

 

 – Qué te motivó a hacer el personaje del manosanta?

 

Por un lado siempre me gustó Alberto Olmedo como humorista y después un día cuando corrí los primeros 42 k no sabía si llorar de la emoción o del dolor muscular que tenía. Cuando ví a los de la élite que ellos iban por el kilómetro 33 y yo recién por el kilómetro 26, me dije…  lo mío es hacer del Manosanta, porque el Manosanta te hace reír, te descarga de las presiones, te recarga de energía positiva y te hace salir adelante con una sonrisa. Hay muchos momentos muy duros y difíciles en la carrera, en donde muchas veces la mente te juega una mala pasada, entonces me dije, les tengo que sacar una sonrisa y darles fuerzas para seguir adelante y cumplir el objetivo que es LLEGAR A LA META.  Y fue ahí, después de correr mis primeros 42 k que me empecé a disfrazar de El Manosanta, y ese primer año fue espectacular porque hasta a mí me sorprendió las respuesta positiva de la gente, cómo se metieron con el personaje, porque interactúan con el manosanta runner, se divierten con el personaje.  Las chicas gritan “maestro” y  los hombres me preguntan “dónde está la nena”, o “descárguemé maestro”, que son todas frases memorables del manosanta y que han hecho muy feliz a mucha gente, y en las carreras no es una excepción. 

3 poses del manosanta - La Logia Runner

“Les saco una sonrisa a los runners y eso los motiva y les da energía para seguir corriendo, y a mí también”, dijo el Manosanta Runner

 

– Qué te genera el manosanta, qué sentís cuando encarnás a “El manosanta runner”?

 

Siempre digo soy una persona normal, común y corriente pero cuando me pongo la ropa del manosanta me transformo, me olvido de todo, me olvido que tengo que correr 42 kilómetros, sé  que voy a llegar, ya mentalmente voy preparado y también intento durante la carrera, cuando veo a otros runners que están empezando a claudicar en el intento, los aliento y los hago reír con las frases más famosas del Manosanta y así continúan adelante en su camino. Eso me llena de felicidad y energía, ver eso también me da fuerzas a mí para continuar con la carrera.  Todos los años trato de mejorar el personaje. Me hace muy feliz ver sonreír a la gente, a los runners y al público en general. Hago reír hasta a los propios policías de la carrera, a los médicos, a la gente que trabaja en las calles, a los “trapitos” que se ríen cuando me ven pasar por el recuerdo que dejó el gran Olmedo haciendo ese personaje.

Si hoy estuviera vivo Alberto Olmedo y estuviera haciendo ese personaje en televisión todo el mundo lo miraría, por el humor que tenía, la calidad de humor que manejaba. Hoy en día el humor que él hacía se perdío. Él se salía el libreto, no paraba de sacarle sonrisas a la gente que lo veía y a quienes compartían la actuación en escena.   Y eso es lo mismo que yo le quiero transmitir a los Runners, mucha  energía y alegría. Me ha pasado que iba corriendo y las chicas me frenaban y me pedían: “Maestro descárgueme porque estoy muy cargada”.  Después cuando terminaba la carrera y las volvía a encontrar me agradecían porque decían que a partir de que las había “descargado” habían corrido mejor… (risas).  Los varones también me gritan cosas divertidas cuando paso, todos nos divertimos y eso me pone muy contento y nos da energía a todos para seguir una carrera tan dura como los 42 kilómetros. Porque todos lo disfrutamos y siempre todo lo hago con muchísimo respeto…

 

– Tenés algunas anécdotas para compartir de situaciones que hayas vivido con el Manosanta Runner?

 

Una vez se me sumó un maratonista de Buenos Aires y me dice: “Quiero correr con vos”, y me iba filmando y hablando y en un momento me para una chica y me dice: “…maestro descargá a mi amiga…”, y así se repetía la misma escena durante toda la carrera. Entonces el flaco me dice… “Loco vos tocaste más mujeres que yo en toda mi vida”, (risas).

 

Otra anécdota que me pasó en una carrera en Rosario, un señor que estaba alentando y mientras corríamos me dice; “Loco ese personaje me salvó la vida”, y luego lo perdí entre la gente. Y no le pude preguntar por qué. Pero cuando terminó la carrera, yo estaba elongando y lo crucé de nuevo y le pregunté por qué el manosanta le había salvado la vida, y me cuenta que un día estaba muy deprimido y se quería suicidar y que justo se encontró con Olmedo. Qué le dijo un par de frases a él como diciendo “Disfrutá de esta vida que hay una sóla”… y al fulano lo que habló con Olmedo le cambió la vida.

 

Otras anécdota graciosa es cuando los niños me ven y no conocen al Manosanta y le preguntan a sus madres, y me miran con un poco de miedo pero cuando les digo: “y si no me tienen fe” y les hago una sonrisa se animan y hasta me piden fotos.  La verdad es que es una experiencia muy linda para mí. Una cosa es contarlo pero otra cosa es vivirlo.  Los runners cuando me ven se compenetran con el personaje y yo trato de robarles una sonrisa.  Y mientras ellos sean felices me cargan de energía a mí, me hacen feliz a mí si ellos son felices, me dan fuerza también a mí para seguir corriendo y seguir haciendo este personaje que para mí es una leyenda del humor argentino.

 

manosanta runner y fans de misiones

“Vengo a disfrutar, a sacarle una sonrisa a la gente y si ellos sonríen yo soy muy feliz”, dijo el Manosanta Runner junto a fans de Oberá, Misiones. De fondo el Monumento Nacional a la Bandera, en Rosario

– Decís que  Olmedo es una leyenda pero haciendo el personaje del Manosanta Runner también te has transformado en leyenda para las carreras, de hecho tenés muchos seguidores,  inclusive antes de comenzar esta nota vinieron a saludarte fanáticas del Manosanta Runner de la provincia de Misiones. Cuánto hace que corrés como el Manosanta?

 

Hace como 7 u 8 años que lo hago y me divierto mucho al hacerlo. Me están llamando de muchos lugares para que vaya a correr con el Manosanta. Por ejemplo: de Córdoba, de Punta del Este, de Buenos Aires, también me pidieron que vaya a la de Mar del Plata. Así que tengo que ver a cuál de todas voy a ir porque me tengo que preparar,  ya que también corro ultramaratones y me tengo que organizar sobre todo con el entrenamiento.

Tengo muchas chicas amigas, o “nenas”, “las bebotas” les digo yo, amigas que por ahí me dicen: “Mirá que estoy lesionada, no sé cómo voy a hacer para terminar esta carrera”,  entonces empiezo un trabajo psicológico para ayudarlas a que mentalmente estén más fuertes.  Les digo tenés que correr, vos podés, no te preocupes que yo voy a correr al lado tuyo. Les digo vos dale que lo importante es llegar, atravesar la meta, disfrutar ese momento. Correr hace bien a la salud, a la mente, descargás las energías negativas,  y cuando tenés un personaje que te hace reír como el manosanta runner, mucho más, no?. Absorbo energías negativas y las expulsó al universo… (risas).

Cuando voy corriendo y voy gritando las frases del manosanta como “De acá”, “Y si no me tienen Fe”,  y los mismos maratonistas que me voy cruzando o que vienen al lado y me dicen a cada rato: “Te traigo la nena así la descargás”, repiten todas las frases que decía el maestro Olmedo todos nos reímos.

 

“Correr es una locura, como todo el mundo dice. Nunca me imaginé que iba a correr 40, 60, 100 kilómetros. Pero como dijo el maestro (Alberto Olmedo) es parte de la terapia.

Me hace muy feliz que la gente se divierta y se compenetre con el personaje. Y como siempre le digo a todos: les deseo que tengan un excelente año, que tengan éxito, y que lo mejor está por venir!!. Les mando un saludo a todos y muchos éxitos nuevamente!!!”, exclamó el Manosanta Runner empezando a despedirse para darle paso a la entrevista de su creador Jorge Luis Cáceres.

 

Para terminar la Parte 1 de esta entrevista les queremos dejar una frase que sin dudas define a Jorge Cáceres:

“Vengo a disfrutar, a sacarle una sonrisa a la gente y si ellos sonríen yo soy muy feliz”, dijo el Manosanta Runner.

Para quienes quieran ver al Manosanta Runner  les contamos que ya tiene como fechas confirmadas  para asistir a las carreras que se realizarán en Rosario: la del Puente Rosario Victoria y la de Canal 5.

 

No dejen de ver la Parte 2 de la nota.

 

 

 

 

Share This

About the author

Soy runner aficionada, amo la naturaleza y el aire libre. Deportista desde pequeña y hasta el día de hoy sigo entrenando. Sin dudas... estar en movimiento siempre estará en mi modo de vida. Soy Comunicadora Social * I love LA LOGIA RUNNER!!!

View all articles by Laura Carletti

1 comment

  1. Pingback: El "Manosanta" Runner. Parte 2 - LA LOGIA RUNNER

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *